Atrapa violencia a cantantes gruperos

Ma. de la Luz Zárate Rayo. EL UNIVERSAL. Ciudad de México. Miércoles 07 de enero de 2009. La violencia imperante en el país no ha dejado atrás a la farándula, ya que en los últimos años el medio musical del país, y más específicamente el del género grupero se ha visto envuelto en tragedias y muertes violentas.

El último y más reciente caso lo protagonizó el saxofonista de Montez de Durango, Moisés Arellanes Fausto, de 24 años de edad, quien la madrugada del lunes fue baleado mientras transitaba por una de las calles de la capital de la entidad, sin que hasta el momento se conozca el móvil de la agresión.

Uno de los casos, sin duda de los que han estremecido el ambiente musical del país, fue el asesinato de Sergio Gómez, vocalista del grupo de pasito duranguense K-Paz de la Sierra, en diciembre de 2007.

La madrugada del sábado 1 de diciembre de ese año, el cantante fue reportado como desaparecido, los primerso reportes indicaban que se trataba de un secuestro presuntamente perpetrado al salir de una presentación.

Tres días después, la policía de Michoacán informó que el cuerpo de Sergio Gómez fue encontrado en un área aledaña a Chiquimitío, comunidad ubicada a 10 kilómetros al noreste de Morelia, “lo mataron a golpes, lo estrangularon y le quemaron partes del cuerpo” por lo que fue reconocido por un tatuaje de pantera que tenía en el brazo izquierdo.

Sin embargo a unos días del homicidio del vocalista de K-Paz de la Sierra, se originó otro hecho violento relacionado con intérpretes de música de banda, pues antes de conocer el fatal desenlace de Gómez, trascendió que ese mismo fin de semana la cantante Zayda Peña fue asesinada en Tamaulipas.

El caso de la vocalista conocida como La dama del sentimiento fue agredida mientras se encontraba en el motel Mónaco de Matamoros, donde un hombre armado irrumpió en el recinto y disparó contra ella.

Sin embargo, la cantante sólo quedó herida por lo que fue trasladada al Hospital General Alfredo Pumarejo, donde horas más tarde un grupo armado entró en el nosocomio y le dio el “tiro de gracia” cuando era atendida de la herida de bala que sufrió en el primer ataque.

Pero las muertes violentas de músicos no terminan ahí, otra de las más sonadas y que llenó de consternación a sus seguidores fue el asesinato de Valentín Elizalde, El gallo de oro, que falleció al recibir ráfagas de metralletas y rematado a corta distancia con un arma corta al salir de un concierto en el Palenque de Reynosa.

En el lugar de la agresión ocurrida cerca de las 3:00 horas del sábado 25 de noviembre de 2006, se encontraron más de 70 casquillos percutidos de tres calibres, los cuales rodeaban la camioneta Suburban modelo 2007 de color negro propiedad del cantante de 27 años.

El asesinato fue presenciado por cientos de personas que salían de los terrenos de la Feria y exposición hacia el estacionamiento, tras esperar la salida del cantante del palenque para pedirle autógrafos y tener contacto con el único artista que se presentó durante los quince días que tiene de vigencia la Feria y Exposición Reynosa 2006

Por su parte la familia de Joan Sebastián también protagonizó una dura pérdida, cuando uno de los hijos del cantante guerrerense fuera baleado al término de una presentación en jaripeo que ofreció en la ciudad de Mission, Texas, Estados Unidos.

El incidente fue producto de la trifulca que se armó con un grupo de fans que intentó conseguir el autógrafo del cantante; sin embargo, el equipo de seguridad, entre los que se encontraba su hijo Trigo Figueroa, trató de impedirlo y fue entonces que uno de los ahí presentes se molestó y sacó un arma calibre .45 milímetros con la que disparó.

El hermano menor de José Manuel Figueroa, murió mientras era atendido en el Medical Center de McAllen, horas después de la agresión ocurrida el 27 de agosto de 2006.

Y la violencia no llega a sólo a músicos que gozan de tanta popularidad como los mencionados prueba de ello es el homicidio del cantante grupero Jesús Rey David Alfaro Pulido, mejor conocido como El Gallito, que fue hallado sin vida, con tres tiros de “gracia” , el pasado 28 de febrero en Tijuana.

El Gallito se caracterizaba por interpretar narcocorridos, alguno de los cuales hablan del cártel de los Arellano Félix y de sus frecuentemente fiestas particulares.

Otro de los hallazgos macabros del ambiente grupero ocurrió el mes de septiembre del pasado 2008, cuando el cuerpo de Iván Aarón Canastillo, vocalista de Los Alazanes de Sonora, que había sido reportado como desaparecido, fue localizado en Sonora. Su cuerpo fue ubicado en una zona de la sierra de Caborca y presentaba un balazo en la sien.

Finalmente, uno de los integrantes del conjunto grupero tropical Clímax, pudo escapar de un final parecido al de sus colegas, al huir de su cautiverio de un secuestro muy violento de que fue objeto también en septiembre pasado en Veracruz.


Cabe resaltar que muchos de estos intérpretes de la música norteña han hecho famosos los ”narco-corridos”, que relatan andanzas de narcotraficantes y que en los últimos años han sido asesinados interpretes de ese género musical, sin que hasta el momento hayan quedado esclarecidas totalmente las causas de sus ejecuciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s